No habrá un destino incierto

Día de pensamientos disipados. Retiro la reserva, parto en busca de una indemnización. Hace una semana gracias a la generosidad de Maximiliano Tomas hay un libro que me espera en la sede del diario Perfil. Verifico la dirección durante el viaje, solo debo caminar dos o tres cuadras. Llego, me anuncio en la recepción del edificio y luego de unos minutos un hombre cuyo rostro no conocía me entrega un sobre a mi nombre. Agradezco y me retiro. Camino tocando el sobre, pero aún no lo abro, mi tacto dice que es un libro de varias páginas. Me detengo apenas y lo saco, lo primero que veo es la contratapa, es igual a la del libro “El perfume”, luego leo el título: “El viento de la luna” de Antonio Muñoz Molina. Vuelvo a introducirlo en el sobre. La calle es angosta, hay mucha gente en ella. Finalmente llego a Avenida de Mayo. Comienzo a mirar sus bares, me encantan los bares de Buenos Aires, alguien detrás de mi habla un idioma extraño. Ya estoy en la Nueve de Julio, la cruzo en dos partes. Voy hasta Corrientes pienso y sigo caminando.
Nadie me conoce. Me introduzco en la librería Cortázar que funciona en el Centro Cultural de la Cooperación. Aquí encontraré algún libro que me guste o puedo comprarme la revista Funámbulos. Repaso las estanterías de teatro y filosofía, no me decido por ninguno, doy la vuelta. Veo el libro “Cuentos breves para leer en el colectivo” con introducción y prólogo de Maximiliano Tomas. Luego encuentro lo que quiero “Teoría teatral de V. E. Meyerhold”, mientras lo estoy ojeando recuerdo a Pavlovsky haciendo sus Variaciones sobre Meyerhold, escucho una voz , proviene de una de las mesas del café, me doy vuelta y es el mismísimo Pavlovsky el que está hablando. Pienso en hablarle y no lo hago. Tomo el libro, lo pago y me retiro del lugar.
Emprendo el regreso, una leve llovizna cae. Pienso en la lluvia y en que también me gustaría compartirla. Las palabras resuenan. Yo sé que acaso entiendes el lenguaje del cielo.

Anuncios

2 Respuestas a “No habrá un destino incierto

  1. hermosa la cancion del Flaco la verdad es que no la conocia, que lindo lo de compartir la lluvia…las compartidas son las mejores lluvias…y sin paraguas por favor.

  2. El flaco musicalizó mi viaje. Por eso es parte del post.
    En otro de sus temas dice…”la lluvia borra la maldad y lava todas las heridas de tu alma”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s