Nota al pie

La mayoría de las veces me rompen soberanamente la concentración en la lectura los libros con notas al pie. Muchas veces incluso, ni siquiera las leo, sobre todo si estoy leyendo alguna biografía, imagino que lo que está entre comillas fue dicho por el autografiado en algún momento de su vida o está en alguno de sus libros. Hace tan solo dos noches empecé a leer el libro de Osvaldo Lamborghini “Tadeys” (1) y descubrí que las notas al pie son increíbles, hasta espero ansiosa la próxima.

    (1) El lunes por la tarde salí del trabajo y me dispuse a conseguir el libro, entré a una librería del centro de la ciudad. (Comprando libros allí sumo puntos y obtengo descuentos, por ej. en una óptica). La chica que me atendió se acercó a la computadora y me dijo: no lo tengo ni lo voy a tener. No tengo ningún libro de Lamborghini, agregó. Pasé por dos librerías más y obtuve la misma respuesta. Seguí caminando por la vereda del sol y entré a una librería que siempre está llena de ofertas por cierre, había mucha gente y ya no quería preguntar, me paré sobre una de las góndolas y descubrí que los autores estaban ordenados alfabéticamente, llegué a la letra L y lo vi. Revisé la billetera pregunté el valor y dije: lo llevo.

    Anuncios

2 Respuestas a “Nota al pie

  1. Otro experimento es leer las notas antes que el libro..
    A veces, la abstracción es absoluta.

  2. Bueno, justo comenté el el blog de vero que tal vez las lea de corrido cuando termine el libro…aquí se puede ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s