Semejanzas

Ayer mientras viajaba en colectivo empecé a leer la Obra de teatro de Daniel Veronese: “Mujeres soñaron caballos” (obra que tuve la oportunidad de ver hace un par de años en La Plata), en un momento Bettina dice: ¿ Es que no son realmente maravillosos los libros de cocina?. Descubrí que, en realidad, un libro de cocina no es otra cosa que un libro de proyectos realizables.
Más tarde concurrí al ensayo abierto de una obra que están gestando unos amigos, recordé un viejo post en que decía algo así como que los buenos ensayos se parecen a mojar el pan en la salsa mientras se la prepara.
Ayer entonces tuve otra vez la sensación de estar espiando una receta de cocina y la alegría de ver el boceto de un proyecto realizable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s