La mayor de las influencias

Los nervios por el festejo de los 80 años de mi padre se acrecentaban con el trascurrir de los días, días cargados de emociones por reencontrarme con gente que lo conocía de otros años y confirmaba lo que yo ya sabía: el gran tipo que es mi padre. El día finalmente llegó y ayer sábado estaba todo listo.
La gente fue llegando, él esperaba en su casa que mi hermana lo fuera a buscar. Bajó del auto sonriente. Entró al salón y empezaron las emociones. Lo besamos mientras seguía sonriendo, las primeras lágrimas aparecieron pero no serían las únicas.
Todos queríamos que cantara y él enseguida lo hizo, acompañado de Carlos Viggiano en el bandoneón y con letra en mano entonó Naranjo en Flor. Que voz!. Más lágrimas y más emociones.
El almuerzo continuó, la felicidad del rostro de mi padre teñía el mio y el de todos los presentes. Más tarde uno de los mozos se acercó y le preguntó si seguiría cantando. El gran problema es acordarse de las letras, pero casi sin dudarlo empezó a entonar “Confesión” y gracias a la tecnología pude registrar ese momento.
Aquí está entonces un fragmento de “Confesión” interpretado por quien alguna vez integró la Orquesta de Sebastián Piana. Este es mi padre…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s