Toda una Lady…

“Espíritus agitadores del pensamiento, despojarme de mi sexo, haced más espesa mi sangre, henchirme de crueldad de pies a cabeza, ahogad los remordimientos , y ni la compasión ni el escrúpulo sean parte a detenerme entre el propósito y el golpe! ¡Espíritus del mal, inspiradores de todo crimen, incorpóreos, invisibles, convertid en hiel la leche de mis pechos! Baja, horrida noche, tiende tu manto, roba al infierno sus densas humaredas, para que no vea mi puñal el golpe que va a dar, ni el cielo pueda apartar el velo de la niebla y decirme a voces ¡Detente!”
Macbeth. William Shakespeare

Encontré este fragmento en un cuaderno, escrito de puño y letra, me pregunto que me llevó a elegirlo en aquel momento y por que lo encontré ahora…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s