El tiempo recuperado

Sí, tiene que ver con la finalización de la lectura de “En busca del tiempo perdido”, pero también con otra cosa. Tiempo.
Ayer a la noche gracias a un ángel pude presenciar el retorno de los Peligrosos Gorriones en la ciudad que los vió nacer. Al llegar observé que las caras eran las de antes pero trasformadas. El tiempo trascurrido había dejado sin pelo a algunos o encanecido a otros. Ahí estábamos esperando ver a la banda de la que tanto disfrutamos en los ´90. La sala que nos cobijó era la misma en la que vi en 1984 a Páez. Claro que ahora no tiene butacas y al fondo hay un par de barras para comprar bebidas. El show estuvo cargado de emociones y reencuentros. Los peligrosos sonaron más que bien. Casi todos los concurrentes tenían una sonrisa en el rostro.
Entonces quizá pueda concluir que este regreso no solo fue el regreso de una de las mejores bandas platenses, sino el regreso de un montón de momentos compartidos. Noches de bares. Noches de bandas. Como la revelación de Proust en la biblioteca. Aunque sea completamente descarada la comparación. Ayer sentí que recuperé el tiempo. Sobre todo cuando escuché esta canción.

Anuncios

Una respuesta a “El tiempo recuperado

  1. que linda envidia 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s